• Redacción
  • BBC News Mundo

Nikki Owen.

Fuente de la imagen, Nikki Owen.

Cuando tenía 18 años, Nicola -Nikki- Owen prendió fuego a la casa familiar cuando su madre estaba adentro.

Su madre pudo escapar, pero Nikki tuvo que sentarse en el banquillo, acusada de intentar matarla y enfrentándose a 15 años de prisión. ¿La defensa de Nikki? Síndrome premenstrual.

Aquí te contamos su caso, que hizo historia en Inglaterra al ser la primera vez que se utilizó el síndrome premenstrual como factor atenuante en una condena.

Desde entonces, el síndrome premenstrual se ha utilizado como atenuante en los tribunales en varios casos de asesinato, infanticidio, homicidio y muchos otros delitos.



Source link

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.