FOSF53NX5RCQZH2SCBEHZ5VKDM.jpg

Un culturista asegura que le debe la vida a Alexa después de que se cayera por las escaleras y se aplastara las piernas cuando se levantaba por la noche para pasear a su perro. Dante McNulty, de 40 años cayó por la escalera curva “como una avalancha” y se desmayó durante seis horas, con su pesado cuerto sobre sus piernas. Sus más de 100 kilos hicieron que le estallaran las venas y provocó una afección potencialmente mortal.

Después de recuperar el conocimiento y sin sentir las piernas sólo pudo a Alexa para que llamara a un amigo. “No tenía mi teléfono conmigo, así que le grité a mi Alexa, que está vinculada a mi teléfono, que llamara a mi amigo que vino y marcó el 999. La tecnología es tan avanzada e inteligente”, continuó McNulty”, aseguró.

Le llevó al hospital y fue directo al quirófano. Temió perder las piernas, pero tras la operación le pusieron en coma inducido para que su cuerpo tuviera tiempo de curarse y se sometió a diálisis debido a una insuficiencia renal, pero sufrió sepsis. Durante el agotador mes en el hospital, a McNulty le colocaron inserciones de malla metálica en las piernas y le hicieron injertos de piel.

Recordaba lo sucedido con miedo: “Habría estado allí durante horas si no fuera por Alexa, no sé cómo habría pedido ayuda”, dijo. Alexa me salvó la vida, aunque tengo que dar algo de crédito a mi amigo y a los cirujanos”, decía con humor. “Realmente es increíble, gracias a Dios, mi WiFi funcionaba ese día”, dijo McNulty, quien todavía está en una silla de ruedas pero está recibiendo fisioterapia y espera poder caminar de nuevo algún día.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *